Bienvenido a Ehlysea Invitado,un sitio donde tu imaginación no tiene límites, esperamos tu instancia sea larga y amena en este continente.
Nuestro último usuario registrado es
Serrad Da Fallaren
¡El continente se alegra de tu llegada!

Últimos temas
» ⊰ Glass Pool ⊱ [Normal]
Dom Feb 01, 2015 10:35 pm por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Dom Feb 01, 2015 5:36 pm por Laco

» Xero lux | petxamo [Elite]
Jue Nov 13, 2014 10:54 pm por Invitado

» afiliacion normal
Mar Oct 14, 2014 1:47 am por Invitado

» Spirited Away Rol {Afiliación Élite}
Dom Sep 28, 2014 2:20 pm por Invitado

» Black Bullet - Elite
Lun Jul 28, 2014 2:57 pm por Invitado

» Whether that be hell or a land of nothingness | Priv.
Sáb Jul 26, 2014 7:40 am por Sephiroth


Sueños de agua (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sueños de agua (Libre)

Mensaje por Elyon el Miér Jun 11, 2014 5:54 pm

Era por la mañana, temprano. El día estaba despejado y, aunque no hacía calor, el sol iluminaba tímido la larga extensión de las tierras de Smaraudus.

Y en silencio, entonaba una canción, mientras buscaba el dichoso "Pink Lake". Quería olvidarse de todo, tal vez unos segundos, quizás unos minutos, quién sabe si unas horas. Solo quería sumergirse en su mundo y suspirar bajo el agua, de manera que sus gritos quedaran ahogados en lo más profundo de las aguas y sus penas fueran arrastradas por la corriente. Quería sumergirse y no regresar a tierra durante el tiempo que sintiese necesario. Quería volver a ser libre.

Quizás fue la decisión más irresponsable que tomaba en mucho tiempo, pero las leyes del "no esconderse" eran importantes para ella. Sabía, o al menos, creía tener la certeza de que en tierras de Smaraudus no había cazadores de náyades. De cualquier manera, de haberlos, no podía ser tan hipócrita como para decir que ella jamás se esconde de sus agresores, y hacerlo. Hacía demasiado tiempo que no se tomaba un baño, y ahora ya era cuestión de vida o muerte. Su piel se había resecado ligeramente, y tenía algunas grietas donde antes no solía haber ni una sola imperfección. Sabía que, con sumergirse solo unos minutos, aquellos malditos dolores en la piel cesarían durante un tiempo más, y podría prescindir nuevamente de aquellos baños durante un largo tiempo.

Y al fin llegó a su destino. El viento allí era más intenso, así que soltó sus azules cabellos que habían estado en forma de coleta durante todo el trayecto, y se despojó de sus ropas lo más rápido que pudo. Sintió que aquellas aguas rosadas la llamaban, y en silencio, acudió a ella con infinita necesidad.

Cogió el agua entre sus manos, y dejó que cayera por la cascada que era su pelo. Después, se sumergió. Comenzó a bucear como si de una sirena se tratase. Al fin y al cabo, era una náyade, y podía respirar bajo el agua. Las grietas de su piel comenzaron a cerrarse y volvió a ser perfecta y tan nívea como antaño. Y sintió como la libertad volvía a ella. ¿Cuánto tiempo hacía que no sentía aquello?

Salió a la superficie y comenzó a jugar con el agua, a chapotear. Se sentía como una niña, una niña otra vez. Y, tras reír durante un rato, se sentó en una roca dejando que sólo sus piernas fueran mojadas por el agua. Y rompió el silencio nuevamente, esta vez entonando una canción. Era una melodía con demasiadas emociones que, antes contenidas, comenzaban a estallar en forma de notas. Y mientras sonreía, lágrimas comenzaron a caer por sus mejillas, quién sabe si lágrimas de tristeza o de felicidad. Sólo eran lágrimas ¿Quién puede saberlo?
avatar
Elyon

Femenino

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 31/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de agua (Libre)

Mensaje por Sigurd Yngling el Miér Jun 11, 2014 7:06 pm

Sus días como guardián real en Aurum lo dejaban con escaso tiempo para poder sentir el aire tocar cada parte de su cuerpo que no estuviese protegida por su armadura, sus ojos añoraban ver nuevos lugares, sus oídos escuchar sonidos mágicos y su espíritu sentir la tranquilidad de estar rodeado de naturaleza. Sigurd había oído que más allá de las minas de oro y plata de Aurum se extendía un reino verde donde la naturaleza reinaba en su máxima expresión donde incluso se podían apreciar edificios sólidos de ramificaciones y las criaturas que ahí habitaban eran maestras en el uso de la curación natural. Sin duda era un lugar que debía visitar así pues como era costumbre junto a los primeros rayos del sol el alado paladín siempre con su lanza en mano se elevó hacia los cielos para comenzar su viaje hacia Smaraudus.

Mientras viajaba por los aires los azules ojos de Sigurd comenzaban a notar el cambio a su alrededor, poco a poco una exuberante vegetación se comenzaba a hacer presente y de un momento a otro el color verde se apoderó de todo el lugar. La fascinación del joven era inmensa jamás había visto lugar más hermoso que Smaraudus, el ambiente era tranquilo, el aire puro cosas que hacían recordar a Sigurd el gran poder de la Diosa al haber sido capaz de crear todo nuevamente luego de los desastres que la humanidad había creado. A lo lejos algo que llamó la atención del paladín por sobre todo lo demás fue un gran lago de un tono rosado que se situaba frente a él.

Mientras se acercaba al lago pudo escuchar una hermoso melodía que rodeaba los lugares cercanos, aquello lo detuvo inmediatamente ya que jamás había escuchado tales sonidos en sus años de vida que ya eran bastantes, para él era una completa sorpresa y le volvía a recordar que la extinción de los humanos del continente de Ehlysea había sido lo mejor que pudo haber sucedido sin duda si ellos aún existieran nada de lo que podía observar y escuchar en esos momentos podría haber sido posible.

La intriga crecía dentro de Sigurd y mientras se acercaba más y más al lago no pudo dejar de notar que el sonido se hacía cada vez más fuerte era obvio pensar que la criatura que lo estaba provocando sin duda estaba ahí. Los orbes azules se tornaron rosados por unos instantes hasta que la vista del paladín se fijó en una de las tantas rocas que se alzaban por sobre la superficie. La impresión fue inmensa, aquella criatura de cabellos azules y piel nívea que se veía tan delicada y hermosa era quien provocaba la mágica melodía.

Sigurd comenzó su descenso lentamente, no era su intención ahuyentar a la criatura sino más bien conocerla mejor. Para él  no era muy agradable interrumpir tan hermoso sonido con su voz pero deseaba intercambiar aunque sea unas cuantas palabras antes de continuar con su viaje. Fue así como solo lo separaban unos cuantos metros de la roca que sostenía a la criatura, ya era más que suficiente -Hola ¿Qué clase de criatura eres?-mientras empuñaba su lanza y esperaba la respuesta de quien tenía delante no podía evitar continuar observar los alrededores.
avatar
Sigurd Yngling

Masculino

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 08/06/2014
Edad : 24
Localización : Aurum

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.