Bienvenido a Ehlysea Invitado,un sitio donde tu imaginación no tiene límites, esperamos tu instancia sea larga y amena en este continente.
Nuestro último usuario registrado es
Serrad Da Fallaren
¡El continente se alegra de tu llegada!

Últimos temas
» ⊰ Glass Pool ⊱ [Normal]
Dom Feb 01, 2015 10:35 pm por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Dom Feb 01, 2015 5:36 pm por Laco

» Xero lux | petxamo [Elite]
Jue Nov 13, 2014 10:54 pm por Invitado

» afiliacion normal
Mar Oct 14, 2014 1:47 am por Invitado

» Spirited Away Rol {Afiliación Élite}
Dom Sep 28, 2014 2:20 pm por Invitado

» Black Bullet - Elite
Lun Jul 28, 2014 2:57 pm por Invitado

» Whether that be hell or a land of nothingness | Priv.
Sáb Jul 26, 2014 7:40 am por Sephiroth


Looking for somebody {Priv. Chitose}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Looking for somebody {Priv. Chitose}

Mensaje por Mia Fearless el Jue Jul 17, 2014 8:51 pm

Las tres y cuarto de la tarde, y un sol radiante se cernía sobre Aurum, provocando calor en la gente de la ciudad. Yo estaba realmente desorientada y confusa: llevaba desde las nueve de la mañana caminando por las calles de aquel lugar buscando la casa de mi tía, y aún seguía buscándola. Estaba acostumbrada a los amplios paisajes de Smaraudus y a sus calles abiertas y ordenadas, y Aurum era todo lo contrario, por lo que me perdía por sus callejones muy fácilmente. Había preguntado a mucha gente de allí lugares que quedasen cerca de la vivienda de mi tía, pero en cuanto me dirigía a dicho sitio, me perdía de nuevo, era como un círculo vicioso del que jamás saldría. Y si a esto le añadimos el calor que me dejaba aturdida, se podría decir que caminaba sin conocimiento, como una alma en pena.

En mitad de la búsqueda de un lugar conocido que quedara cerca de casa de mi tía, mis tripas rugieron. Suspiré; no había pegado bocado a nada desde que llegué a Aurum. Antes, al llegar, había encontrado muchísimos lugares donde comer, pero ahora que los busco, parece que se esconden. Así que llevo desde la hora de comer buscando un sitio para tomar algo y... la dichosa casa de mi tía.

Había mucha gente, eso significaba que estaba en una calle principal. El vaivén de la gente hacía que me tambalease y a veces perdiera el equilibrio, cayéndome al suelo. Pero, también era algo bueno: mi madre me dijo que su hermana vivía en una de las calles donde más población pasa por allí. Y quizá se refería a esa calle en la que me encontraba ahora. Hasta ahora no había preguntado por la calle, así que decidí arriesgarme ahora. Me acerqué a una señorita que parecía amigable, y le mostré el papel donde estaba escrita la dirección.

-P-Perdone, ¿usted sabe dónde está esta calle?-pregunté tímidamente. Ella asintió, y me indicó cómo llegar. Yo me esperaba que me dijera que era en la que estábamos, así que me llevé una desilusión cuando me dijo que era otra. Le di las gracias, hice una torpe reverencia, y me dirigí hacia donde me señaló la chica. Tenía que cruzar una avenida, así que seguramente me perdiera de nuevo entre tanta gente y tantas calles conectadas al lugar de tránsito...

Llegué a la avenida, y casi me caí de culo cuando vi la cantidad de gente que pasaba por allí. ¿Era normal tanta gente? Smaraudus era mucho más tranquila, jamás conseguiría acostumbrarme a aquel lugar. Seguí la ruta indicada anteriormente por la señorita, y me sumergí en aquella marabunta de gente, inmersa en la dirección del papel y en los nombres de las calles por las que pasaba, teniendo la esperanza de encontrar lo que buscaba. Pero debido a esto, olvidé de las muchas personas que allí habían, y acabé chocándome de narices con alguien. Caí debido al golpe, pero el otro no, debido a que era más mayor que yo y tenía más resistencia. Me levanté corriendo sin fijarme en el rostro de ese sujeto, y realicé una reverencia de disculpa, bastante profunda con mi cara roja de vergüenza.

-¡L-Lo siento mucho, de verdad! No miraba por dónde iba y...-alcé la cabeza, y me encontré con un rostro bastante familiar-¿Chitose...?

¿Qué hacía él aquí? Recuerdo que me lo encontré en unas ruinas en Tenebra, pero parecía mucho más... siniestro que ahora... Ahora parecía un trozo de pan con tan sólo mirarle. Seguramente fuera residente de Aurum y estaba dando un paseo por las calles de la ciudad...
avatar
Mia Fearless

Femenino

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 25/05/2014
Edad : 17
Localización : Smaraudus, en la clínica de mis padres.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Looking for somebody {Priv. Chitose}

Mensaje por Chitose el Jue Jul 24, 2014 11:49 pm

¿Por qué se había dirigido a Aurum? Queridos lectores, comprenderéis que el rey de Safir, Chitose, para encontrarse de nuevo con una mesa llena de papeles que rellenar, firmar, sellar, es preferible la opción de continuar su viaje por Ehlysea, libre cual pájaro, encantado de su libertad, pero... también pensó en aquella muchacha a la que no trató del todo cortés cuando estuvo en las ruinas de Tenebra. Su nombre era... ¿Mia? La verdad era que no pudo evitar tener esa actitud... ya que el lado inferno se potenciaba en las ruinas. ¿Qué podía hacer él? Solo era un híbrido de miles, quizás con un trastorno de personalidad. ¡Tened compasión! No, no la tengáis, no hace falta. Todos eran tan superficiales en realidad. ¿Para qué pedir comprensión? No era él el que había querido atarse con un hechizo a un trono que no quería. Pero eso era ya otra historia de muchas~ Ahora iba a ir a Aurum, el reino de la luz, y el comercio, ¡resplandeciente gema amarilla! ¡Hora de comer una buena empanada! ¿Y eso a qué venía? Shhh, Chitose, que ya sabemos que te mueve la comida, no hace falta que lo niegues, ni lo harás. Eres una persona sincera que invitaría a un extraño a beber y a que te contase su vida entre las lágrimas y el hipo. ¿Ves? No lo niegas.

Bueno, pasando de esta parte, ahora prosigamos con la historia. Había una vez un híbrido llamado Chitose, el cual, tras un raro evento sucedido en las ruinas de Tenebra, decidió escaquearse de su trabajo y ser un trotamundos, ¡un viejero intrépido, en busca del arca perdida! De acuerdo, quitemos la parte del arca... Un viajero escurridizo como el agua. Si, eso suena más misterioso, ¿Verdad? Seamos sinceros. ¿Qué arca va a buscar él? Prefiere ir a tomar manzanas al campo y dormir encima del pasto verde, con la risa cruzando el terreno, y un cielo claro que observar. La tranquilidad puede que fuera lo que más anhela esta persona. Un lecho en el que reposar en paz. ¿Su sueño? No se sabe. Si le leyeras la mente, quizás pudieras saberlo, pero por ahora, se dará por desconocido.

El viaje fue seguro, sin ninguna incidencia en el camino, quizás un enjambre de abejas enfadadas la Diosa sabe por qué -seguramente a ella no le gustaba su actitud vaga y despreocupada pero debía entender que no todos éramos unos clones. Muy bonito tratar a la creación de esa manera, él también te quiere- pero pudo despistarlas sin mucha complicación, por no decir casi nula. Y por fin, tras tanta divagación, elmonarca de Safir entró a Aurum, reiterando, el reino dela luz, el comercio, y aquella gema doradita.  Era un lugar muy activo, con mucha gente circulando, los negocios llenos, y la luz del sol reluciendo. Por nada lo llamaban el reino de la luz. El suyo era "¡El reino de la magia, jou jou jou"! Hm... ¿no se parecía al mito que había escuchado de un hombre barbudo aquella risa? Qué va, debía ser otra cosa.

Nadie le prestaba atención, por suerte. No había hecho que su cara fuera conocida ya que ir por la calle sin poder andar a tu aire y con gente acosándote y los habitantes mirándote intimidados con el rabo entre las piernas. ¡Parecerían perritos! Qué monos~ Vale, no, no era un sádico, que quede claro. Su mente procesa las cosas de manera distinta, ya está. Si era en su forma inferno pues como que ya comenzaba a ser más maquiavélico, pero no queremos que eso pase, y esperemos que no se llegue a esa situación, por el bien de todo, más el ajeno.

Pensativo, se metió entre una marabunta de gente, y aquello lo irritaba. ¿Por que había partes tan asfixiantes? Deberían haber abierto las calles hace mucho. Pronto tendrían problemas de asfixia y asesinatos accidentales y defunciones lamentables. Entre la gente y sus pensamientos, notó una ligera presión delante suya, lo que había sido el empujón de una muchacha... no, Mia. Vio cómo se disculpaba, y después se le quedó mirando como si Chitose fuera un fantasma. ¿Tanto la había traumatizado...? —No hace falta que te disculpes. Aquí te enuentras un unicornio y nadie se daría cuenta de tanta gente que hay —una risa amistosa sale de sus labios, y entonces coge la mano de Mia con delicadeza— Pero mejor salgamos del montón, o acabaremos asfixiados —sonríe, y comienza a andar, asegurándose de que la muchacha no se perdiera, y llegaron a una calle más despejada, y en la que era más agradable estar. Fue entonces cuando soltó la mano de Mia, y la miró a los ojos, sonriendo como un niño— ¿Qué tal estás?

user:
Siento lo largo que me ha salido. No tienes que responderme con al misma extensión, tranquila ´v` y no se me he ha ido la cabeza, a pesar de lo delirante que es este post(?)
avatar
Chitose

Masculino

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 25/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.