Bienvenido a Ehlysea Invitado,un sitio donde tu imaginación no tiene límites, esperamos tu instancia sea larga y amena en este continente.
Nuestro último usuario registrado es
Serrad Da Fallaren
¡El continente se alegra de tu llegada!

Últimos temas
» ⊰ Glass Pool ⊱ [Normal]
Dom Feb 01, 2015 10:35 pm por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Dom Feb 01, 2015 5:36 pm por Laco

» Xero lux | petxamo [Elite]
Jue Nov 13, 2014 10:54 pm por Invitado

» afiliacion normal
Mar Oct 14, 2014 1:47 am por Invitado

» Spirited Away Rol {Afiliación Élite}
Dom Sep 28, 2014 2:20 pm por Invitado

» Black Bullet - Elite
Lun Jul 28, 2014 2:57 pm por Invitado

» Whether that be hell or a land of nothingness | Priv.
Sáb Jul 26, 2014 7:40 am por Sephiroth


|| The sky is my field || Priv.

Ir abajo

|| The sky is my field || Priv.

Mensaje por Baldr Hringhorni el Miér Jun 18, 2014 10:06 am

Smaraudus. Esa era la tierra en la que había terminado por despertar después de abandonar su lugar de origen: la ciudad de los dioses. ¿Estaba pensando que quizás era mejor no haberlo hecho? Lo único que le causaba tristeza era no tener a Loki y Thor a su lado, pues quizás, como él, ellos también se habían perdido en algún lugar de ese mundo... ¿Cómo lo habían llamado? ¿Ehlysea? Pero aun así, no conocía lo suficiente de ese mundo como para poder estar seguro de ello, solo sabía que ese país se llamaba Smaraudus y que las flores eran las que abundaban y habitaban cada recóndito lugar sin excepción. Era hermoso ¿Por qué negar? Y aun más importante ¿Por qué los humanos habían muerto todos? ¿Qué ganaban los demás seres con su desaparición? Porque al menos, entre los dioses, era la fe humana que mantenía a todos ellos prosperando y aun así... A penas podía sentir los cambios, quizás porque él no era únicamente el dios de la luz, quizás porque algo mucho más oscuro se escondía en su interior, pero, casi ni podía sentir su falta. Uno de esos muchos días de aburrimiento en los que no encontraba nada mejor que hacer, decidió comenzar a vagar en dirección a quién sabe donde, fue por el camino que una señora paró sus pasos con una sonrisa de hito a hito en sus labios, preguntándole tonterías a las que él accedió con un amable semblante. Era siempre así, los demás se acercaban a él engatusados por la luz a quién mandaba. —¿Qué lugar es este?— Preguntó con un deje de curiosidad desviando la mirada hacia la señora que terminaba su trabajo. Cuando esta se dio cuenta se levantó y miró hacia el frente, señalando sucesivamente con la mano. —Baldr ¿Eres nuevo por aquí? Deberías ir a ver, al frente se encuentra el Blue Garden... ¡Te acompañaré!— Pero fue decir eso y que nuevas personas pidieran la ayuda de la señora, se excusó apenada y fue a atenderlos, por otro lado, Baldr únicamente sonrió y decidió seguir.

Prestó atención a sus alrededores y sus orbes se abrieron aun más en valía de la sorpresa al notar las hermosas flores azules que brillaban con intensidad, casi como si hubieran sido creadas por luz propia, algo que, a su manera realmente le agradó. Aun así, prefirió no tocarlas y seguir avanzando hacia la terraza a la que conducían el camino de flores, con cuidado de no tropezar subió las escaleras y permaneció allí parado, en el centro, observando a su alrededor con sorpresa. Pocas eran las veces en las que encontraba algo tan hermoso y, una vez más deseó mostrárselo también a Loki y Thor, pues sin lugar a duda la diversión sería aun mayor con ellos dos a su alrededor, realmente los echaba de menos a ambos. —Sí, parece ser que deberé llevarlos aquí cuando nos encontremos.— Sus orbes se cerraron y sus palabras emanaron dulces y calmadas de sus labios. Se apoyó en uno de los pilares y observó hacia arriba, en dirección al cielo, ofuscado por las flores que aparentemente treparon hasta el techo de aquella terraza, pero, antes de poder desviar su atención en otra dirección, un extraño pájaro de brillante plumaje llegó volando hacia el dios y se posó en su mano en cuanto este se la extendió. Con curiosidad lo estuvo observando mientras el pequeño ser con su dulce voz comenzaba a cantar con alegría. Su mirada celeste se entrecerró y con un gentil acto ladeó a un costado su cabeza, provocando que su castaño cabello se balanceara en el acto. Incluso los animales se acercaban a él, llamados como las personas por su puro ser envuelto de luz. Pues la luz lo envolvía todo con protectores brazos, pero también formaba sombras a sus espaldas, demasiado grandes, tristes y oscuras. —¿Qué estarán haciendo Loki y Thor?— Preguntó en un susurro algo atristado, invocando así la curiosidad del pájaro que inclinó su cabeza a un costado, con sus oscuras cuencas relucientes de curiosidad.

 
avatar
Baldr Hringhorni

Masculino

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 15/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: || The sky is my field || Priv.

Mensaje por Aknsunhamun Shawarma el Jue Jun 19, 2014 11:23 pm

Todo el mundo alguna vez se toma un respiro, un descanso del trabajo y la responsabilidad. Akn podía ser una gelatina pero también se cansaba, se aburría y clamaba por un poco de tiempo para ella sola, para no hacer nada, ver paisajes y estar en reposo como cualquier fluido tranquilo. Con sus guantes de cuero puestos, se las arregló para escribir en una tabla que por este día, su tienda de medicinas estaría cerrada, pero permitía que le dejaran los encargos a su pequeña mascota, que se pasaba el día haciendo poco y nada. Akn colgó el cartelito mediante las cuerdas con las que ataba algunas hierbas y entonces partió de su hogar y trabajo. Había un lugar en Smaraudus, bueno, varios más bien, hermosos para pasar el día recordando buenos momentos y disfrutando.

Ella quería ir esta vez al Blue Garden, que si bien no tenía un gran lago del que beber, tenía una temperatura perfecta para conservar durante un tiempo considerable su preciada agua, ya que ella, no moría al instante, ni mucho menos, podía aguantar tres días, como las personas normales y corrientes en situación estándar. La Slime salió al mediodía y llegó por la tarde, atravesando el bosque por un lateral. Las flores zafiras por todas partes y unos extraños brillos, hacían de este lugar un paisaje de recuerdo, sobretodo para aquellos amantes del color azul. Akn se dejó caer formando un charco que se confundía por el tono del color morado y fue avanzando por la hierba, resucitando con sus propiedades curativas a algunas plantas que habían llegado a marchitarse, aunque esto era realmente difícil mas no imposible.

Llegó a un punto en el cuál volvió a andar sobre dos piernas estilizadas, finas y resbaladizas, aún así que aguantaban el "peso" de un torso femenino desnudo. Anduvo unos minutos y alcanzó a ver otro individuo en la distancia. Akn no era asocial, ni mucho menos, así que no dudó ni un segundo en acercarse, amigable y sonriente, esperando que aquel ser no la mirara mal, ni escapara de ella, ni la atacara o la insultara. Prefería que simplemente le dijera que se marchara, le resultaba menos ofensivo que el hecho de ver puro desprecio en ojos y palabras de alguien. Por si acaso, por esa primera impresión, se sentó un poco separada de aquel hombre y le saludó con una mano, abrazándose a sus piernas. Parecía un buen hombre, al menos el pajarito se confiaba y se posaba en él.

-¡Hola! ¿Qué tal? ¿A que este sitio es bonito? Me gusta venir aquí a pasar el rato.- Inició una conversación repentina y animada.
avatar
Aknsunhamun Shawarma

Femenino

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2014
Edad : 22
Localización : Smaraudus.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: || The sky is my field || Priv.

Mensaje por Baldr Hringhorni el Vie Jun 20, 2014 8:57 am

No estaba acostumbrado a ese tipo de lares, pero, eso no significaba que no podía acostumbrarse. El frío clima del cual la ciudad de Asgard era señora era totalmente diferente a ese clima tan tibio y calmado. Nieve, frío congelador, todo diferente a lo que hasta ahora había visto en Smaraudus. En sus labios la sutil sonrisa que llevaba grabada desde hacía el principio del viaje no cambió para nada, quizás si alguien se atreviera a preguntar acerca de su deseo... ¿Qué podría desear un Dios? ¿Quizás humanos que mantuvieran fe en él? No, Baldr era un ser mucho más simple. Lo habían prometido, hicieron un juramento y aún en aquél momento siguió retumbando en sus oídos como si tan solo hubiera sido el día de ayer que habría sido pronunciada. Pero había un pequeño problema, al menos, bajo su punto de ver las cosas. La promesa había sido pronunciada en Asgard, la fría tierra de los dioses nórdicos... ¿Seguiría valida aun allí? ¿En la tierra despoblada de humanos? Pero estaba bien ¿No? Conocía demasiado bien a Loki y a Thor, podía estar seguro al cien por cien que ellos no olvidarían su promesa bajo ningún concepto... Más fácil era que él... Que él... ¡No! No debía de pensar en ello, aun cuando sabía que era verdad y que los otros dos no le dirían nada, pero, por eso él no se preocuparía, continuaría fingiendo como hasta ese momento lo había hecho. Las flores, en ese momento, en ese lugar, eran las únicas que podían presenciar su pesar, más allá de su relajado y amistoso rostro, una mirada cargada de bondad, como debía y lo había sido durante muchos años.
"Estaremos justos para siempre"
Su sonrisa se ensanchó y sus celestes orbes pasaron a cerrarse con calma. Fue solo tras escuchar una voz, seguramente de mujer, llamar su nombre que entreabrió sus ojos y se dispuso a voltear en dirección a lo escuchado. El pájaro de albino plumaje salió volando, mas Baldr no cayó en la cuenta y bajó la mano. Lo que vio, si bien le sorprendió, no llegó a demostrar en su mirada recelo o, asco por la criatura, sino total y genuina sorpresa... Estaba... ¿Desnuda? ¿Y resbaladiza? —Oh...— Exclamó, recordando sus preguntas. Cerró sus orbes y se soltó del pilar, caminando en su dirección. —Sí, debo admitir que es hermo...— No pudo continuar, allí estábamos otra vez, un paso en falso al intentar pisar tierra firme y se tambaleó, cayendo hacia atrás sentado en el suelo. Resultaba irónico, el dios de la luz que por un capricho de su madre ningún objecto podía lastimarlo, caía y se golpeaba solo y en efecto, sentía el dolor que esto le provocaba y en el fondo, le causaba gracia. Levantó su mano a la cabeza y se la frotó con suavidad en un sutil quejido, mas no tardó por volver su atención de nuevo en la mujer morada que hacía momentos había visto, pensando incluso que había sido una imaginación suya. Terminó por pararse y limpiar sus vestidos del posible polvo que habría podido recolectar sentado en el suelo y dudó a la hora de volver la mirada a ella. Estaba desnuda... ¿Quizás se habría caído al agua? ¿Entonces por qué estaba morada? Nunca había visto algo así y... supuso que lo más normal sería ofrecerle su chaqueta, así que, eso hizo, se quitó su blanquecina chaqueta con motivos dorados y se la ofreció. —Deberías cubrirte.— Así de fácil, pronunció aquellas palabras y cerró sus orbes, esbozando una amplia sonrisa. —Mi nombre es Baldr, Baldr Hringhorni— Añadió, sin cambiar ni un ápice su sonreír.
avatar
Baldr Hringhorni

Masculino

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 15/06/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: || The sky is my field || Priv.

Mensaje por Aknsunhamun Shawarma el Mar Jun 24, 2014 2:00 am

El asunto empezó bien, aquel hombre no reaccionó mal, lo cuál hizo que ella se sintiera bien y le dedicara una sonrisa aún más amplia. Se hubiera sonrojado, pero precisamente, esto era algo que no podía hacer o al menos, aún no sabía como, lo único es que sentía esa sensación. Desvió la mirada un momento a la hierba y luego dejó escapar una dulce risita. Esa felicidad desapareció cuando vio que su compañero se estaba cayendo y sin dudarlo ni un segundo, adoptó la forma de una pelota y rodó rápidamente para que cayera sobre ella. Lo consiguió a medias, pues impactó contra ella, pero luego terminó de caer al suelo por la parte derecha, digamos que había rebotado contra ella, pero al menos había sido mucho menos. Igualmente él se había hecho algo de daño y no podía evitar sentirse culpable, ella tenía que curar a todos, no podía permitir que un ser bueno o al menos, que la trataba bien, resultara dañado, ni siquiera un raspón, especialmente en su presencia.

-¡Oh! ¿Estás bien?- No parecía haber sido nada grave, él estaba muy normal y no le daba importancia. De echo, trató de ofrecerle su chaqueta y ella tuvo que rechazar, básicamente porque aparte de que no le gustaba nada la ropa, no le serviría de nada. Ella volviendo a adoptar su forma de mujer, negó con ambas manos. -N-no gracias, estoy bien así, no puedo vestirme.- Le dijo sentándose de nuevo. No tardó nada en presentarse con amabilidad y desde luego, no podía dejarle con la incógnita de quién era este extraño fluido morado y afeminado. -Yo soy Aksunhamun, pero puedes decirme Akn, porque sino, tardarás mucho en decir mi nombre.- Le dijo casi riendo, pero tenía razón, si intentaba llamarla por el nombre completo, podía tirarse mucho tiempo intentando decirlo, hasta que claro, no solo lo consiguiera, sino que saliera natural, al fin y al cabo, con el tiempo, todo se vuelve fácil y aunque sea un nombre extraño, cualquiera podría pronunciarlo.

-Sé lo que estás pensando o eso creo. Soy rara, sí... Soy, am...- Bueno, no tenía demasiado que perder, es decir, todavía no era una gran amistad, así que si no le gustaba lo que le decía, pues, es lo que hay, por ahora ella no puede ser diferente. -Soy una Floris, una mujer Slime. Gelatina para que me entiendas.- Le especificó un poco. Seguramente con decir Floris fuera suficiente, pero daba igual, así estaba perfecto. Akn se sentía muy bien con la presencia ajena, no sabía por qué, pero le gustaba, le inspiraba tranquilidad, más de la que ella solía tener. -¿Qué haces aquí? Lo pregunto solo para hablar de algo, yo estoy aquí como de... Vacaciones.- Le causaba cierta gracia de tener vacaciones solo durante medio día, quizá mejor decir media noche, pues básicamente, cuando volviera a ser de día, tendría que trabajar.
avatar
Aknsunhamun Shawarma

Femenino

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 29/05/2014
Edad : 22
Localización : Smaraudus.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: || The sky is my field || Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.